LOS ACTORES según Billy Wilder


Hitchcock solía sentenciar que "los actores son ganado", opinión que solidificó su merecida fama de gruñón o gilipollas, según se mire. Menos taxativa, aunque no menos afilada, es la opinión de Billy Wilder, para quien los actores son un grano en el culo irremediable pero no eterno con los que un director debe convivir mientras dure el rodaje. El director desea acabar la película y los actores -niños egocéntricos- piden cariño y consideración hacia sus tiernos sentimientos. Billy Wilder afirma que no le queda más remedio que aplaudirles, mesarles el pelo, hacerles la colada, o cualquier otra reverencia con tal de que hagan de una vez por todas su trabajo. Al terminar la película, uno se siente aliviado -dice Wilder- de poder mandarlos al carajo o bien seguir contando con ellos, si la experiencia no fue tan terrorífica, claro.




Aquí os dejo dos vídeos del maestro Wilder que no tienen desperdicio:




Últimas noticias


La opinión