Cine en Navidad

Ni que decir tiene que unir en una misma frase cine y Navidad resulta a lo poco chocante, contradictorio, y si os ponéis beligerantes, insidioso a la par que desquiciante. Y es que la Navidad no es que haya contribuido ni como tema -si no nombro ¡Qué bello es vivir! reviento- ni como momento de estreno -quien sea padre de familia entenderá esta kafkiana realidad- a la historia del séptimo arte, salvando dignas excepciones dudosamente clasificables como cine sobre la Navidad. Cabe salvar de la quema pública excelentes trabajos como Pesadilla antes de Navidad (un cuento gótico exquisito no apto para amantes del lounge o del minimalismo a lo new-age) o Smoke (con ese relato de Navidad en la escena final que siempre recordaré).

Y es que todos los cinéfilos estamos deseando que pase esta época de diarreica cartelera, aunque agradecemos enormemente a Iñárritu y a Eastwood que hayan decidido estrenar en España sus películones -criterio apriorístico del que espero no desmentirme- en estas fatídicas fechas; si no, qué iba a ser de nosotros.

En fin, desde OjO de buey os deseo lo mejor, es decir, mucho cine y por supuesto mucha imaginación con la que rescatar a este mundo de la insensata sensatez.

Nos vemos en el cine...

6 comentarios:

Tanhausser dijo...

En efecto, en Navidad uno va a ver películas que difícilmente vería en otras épocas. Este 25 de diciembre ha tocado ERAGON, producto aceptable de diversión familiar con bicho incluido (una dragona cibernética que Spielberg seguro que mejoraría) que debe a su existencia a la preexistencia de Harry Potter, las Crónicas de Narnia y, especialmente, en la estela de El Señor de los anillos, a la que debe un 90 % de su forma y contenido. Digno epígono, pero epígono al fin y al cabo de la obra de Peter Jackson. No da para más comentario, a no ser que se echa en falta un héroe un poquito mejor actor, con más registros en la cara además del registro de guapo. Me temo que desde Destino de caballero, con el más que convincente Heath Ledger (el rubio de Brokeback Mountain) y, por supuesto, desde el Viggo Mortensen de El señor de los anillos, no ha salido un héroe como Dios manda en este tipo de películas.

Tanhausser dijo...

Esperando como agua de mayo el estreno de Babel tuve que meterme en el cine a ver VACACIONES, una comedia con actores de campanillas: Jude Law, Jack Black, Kate Winslet y Cameron Díaz. Se vuelve a comprobar una vez más lo difícil que es hacer buena comedia. La peli es mala de solemnidad. De Black y de Díaz hace tiempo que no espero nada, pero de Jude Law sí y me está decepcionando enormemente en comedia con Alfie y con ésta. Sólo se salva una Kate Winslet que siempre sale airosa de cualquier empresa (recuérdese la muy aceptable OLVÍDATE DE MÍ). Quizá lo peor de todo es que se permite el lujo de hacer guiños cinéfilos orientados a los buenos guiones (¡es el colmo!) cuando el guión es plano, previsible, facilón, una pena. Lo que más me fastidia de todo es que a los actores se les dice que van a interpretar una comedia y ya empiezan a hacer gestos histriónicos, desmesurados y distorsionados como en las peores obras de teatro. ¡Cuándo se van a a enterar que el que sea o no comedia lo decide el público y no los actores! Lo dicho, malos tiempos para la comedia porque es muy difícil hacerla. Recuerdo ahora las últimas sobresalientes: ENTRE COPAS, AMERICAN BEAUTY; en fin, qué difícil hacer buena comedia.

Nos vemos en el cine.

Tanhausser

ojo de buey dijo...

Te felicito, Tanhausser, por tu valentía. Ir a ver esos engendros audiovisuales en estas fechas es un acto de evidente heroicidad, o para ser más justos, el chute necesario que todo buen cineinómano busca meterse por el body para ver calmada su sed de fotograma.

Mi adicción se ha visto satisfecha por el visionado casero de una sugerente y libre -aunque aburrida durante un perdonable metraje- "Grizzly man", de Werner Herzog, un director al que hay que seguirle los andares tan sólo por haber realizado una estupenda película como es "Aguirre, la cólera de Dios". Ya dejaré mis decires y desdecires en otra entrada del blog sobre este documental atípico e inclasificable.

Nos vemos en el cine...

yojimbo dijo...

Que tenga usted un buen año de cine y nosotros lo leamos.

Saludos y gracias por su link.

Golightly dijo...

Vaya, Tanhausser, qué razón tienes: Viggo Mortensen es el único héroe en condiciones que nos hemos encontrado en los últimos años. Pero en lo que dices sobre las comedias no coincido tanto. Los tiempos no son tan malos tiempos si acudimos al cine británico. Recuerda "Full monty", "Billy Elliot" o "Café irlandés"...

Tanhausser dijo...

Es cierto, Golightly, incluso añadiría a la lista británica Love actually, que es una película muy estimable. Pienso aún en más de los últimos años, creo que todas británicas: Cuatro bodas y un funeral, Notting Hill, La boda de Muriel con la B.S.O. de Abba, El diario de Bridget Jones. En fin, son comedias que no están nada mal, aunque unas mejor que otras.

Que tengas un buen año. Esperamos tu comentario sobre Babel.

Últimas noticias


La opinión