Querido Ridley:

Tus admiradores, que somos legión en número y gladiadores en tu defensa, hemos recibido con grata sorpresa tu última entraga, American ganster. No es tu mejor película, pero es una gran película. Nos ha sorprendido de ella, sobre todo, la perfecta ambientación de los años 70 y la austeridad y falta de efectismo de las imágenes. Tus detractores siempre te han tachado de efectista, de tramposo. Quienes te idolatramos siempre te hemos defendido con el argumento de que para hacer trampas hay que saber hacerlas. En efecto, American ganster es una película muy austera en su narración, lineal, plana, fácil; apenas hay escenas que deslumbren por encima de otras; manda la narración entera por encima de momentos puntuales. No estábamos acostumbrados quienes te seguíamos a ese ejercicio de sobriedad, y te lo valoramos. Tanto Spielberg en Munich como tú en American ganster habéis apostado por este estilo clásico. Bienvenido sea.

No obstante, si has subido a los altares de la cinematografía no ha sido por la sobriedad sino por el barroquismo de algunas de tus obras y la originalidad de tus propuestas. Creador de mundos, gran voluntad de estilo, poderosa narrativa, decorados fabulosos, innovación de géneros, ... estos sintagmas te definen más que los anteriores.

Como todos los grandes, has alternado obras maestras con verdaderas chapuzas. Entre tus lamentables actuaciones, yo destacaría La teniente O'Neil (1997) y El reino de los cielos (2005). Cuando pienso en ellas me da la taquicardia. Hay otras flojitas, entretenidillas, como Un buen año (2006), Black Rain (89) o La sombra del testigo (87). Otras me parecen muy interesantes, grandes ejercicios de estilo, como la primera de todas, Los duelistas (77) o Black Hawk derribado (02). Hannibal (01) no sé dónde meterla, si bien creo que gana con el tiempo junto con la primera entrega, la insuperable de Jonathan Demne.

Y por último, querido Ridley, vienen tus obras maestras de la cinematografía de todos los tiempos, nada menos que cuatro películas que, a mi juicio, pondría entre las veinte mejores de la Historia del cine: Alien, el octavo pasajero (1979), Blade Runner (1982), Thelma y Louise (1991) y Gladiator (2000). De tener cuatro obras maestras pueden presumir pocos directores (Spielberg, Kubrick, Kazan, Hitckcoch, Lean, Houston, Allen y pocos más, creo que Mankiewicz, Scorsese y Coppola se quedan en tres). Así que estamos hablando de uno de los grandes, y además en plena producción. Lo único malo es que cada vez espacia más en el tiempo sus grandes obras, cuando sus inicios fueron absolutamente fulgurantes.

Me gustaría que en este blog se pronunciasen los lectores acerca de las películas de bichos. A mi juicio, no las ha habido como Tiburón de Spielberg y Alien de Scott, sencillamente porque ambas reinventaron el género, una llevándolo a las profundidades del mar y otra al espacio infinito y más allá.

¿Qué decir de Blade Runner? En este blog ya se ha hablado de esta película de culto para muchos, entre los que me encuentro. Quizá sea la mejor película del realizador, la que más implicaturas filosófico-existenciales posee y uno de los referentes del cine del último tercio del XX. Una auténtica obra maestra aún no superada.

Thelma y Louise no se llevó el Óscar a la mejor película de ese año porque coincidió con otra obra maestra, El silencio de los corderos, pero ese año lo debían de haber nombrado ex-aequo, tan interesantes son ambas en su estilo.


Su última obra maestra es Gladiator. Hay cinéfilos que aún no lo admiten y siguen encestados en pseudo-problemas de encaje histórico y a vueltas con el guión. ¡Que es una peli, que no os enteráis, nada más! Aún no se han enterado de que Gladiator es un verdadero hito popular de los últimos 10 años, sólo por detrás de Titanic y, a mi juicio, mucho más emocionante. Se atrevió con una de romanos, como las de antes pero mejor hecha. Sólo la supera en el género Espartaco del gran Kubrick. Quienes no admiten la excelencia de Gladiator no admiten ni siquiera que se emocionaron con la música, que se asombraron con las escenas de la batalla inicial (las mejores en cine bélico junto con Salvar al soldado Ryan de Spielberg y Enemigo a las puertas de J. J. Annaud, éstas dos sobre la Segunda Guerra Mundial) y acabaron estremecidos con el trágico final.

En fin, querido Ridley. Seguiremos expectantes. Te seguiremos al espacio, al futuro, al siglo XIX, A Roma, a Las Cruzadas, a Vietnam, a La Provenza, al Nueva York de los años setenta o a Los Ángeles de 2019.

Llévanos donde quieras.

Salud.

Tanhausser

4 comentarios:

Sergio (Corten!!!) dijo...

Pues estoy de acuerdo en casi todo lo que usted dice, considero a Scott un genial director, pero no a Gladiator como una obra maestra. Es solo un parecer, pero creo que esta obra es un Espartaco llevado a los tiempos modernos (si, muy efectista, pero no deja de ser lo mismo con distinto nombre).

Sin embargo, si que me gustaria destacar otra pelicula que enuncia, como es 'Black Hawk Derribado'. Para mi es la pelicula que mejor refleja el fragor de la batalla en mucho tiempo, es agobiante, axfixiante y por momentos desesperante. No hay ningun momento en el que no se oiga algun disparo, yo al menos me senti sobrecogido ante tan buena cinta.

Un saludo y nos leemos!!!

Kimono dijo...

Veo que en tu web reflexionas mucho sobre el cine, cosa que nos emparenta. Lo haces muy bien.

M.I. dijo...

Buenas,
Me alegro de que nos hayan cerrado el post en el foro de muchocine. Se cerró porque "aquello no es un chat", jajajajajaja, cuando qué menos que dar la bienvenida a alguien nuevo (al menos, eso pienso yo).
A lo que iba, que me alegro porque así he podido visitar tu blog y ver que hay cosas que me interesan y mucho.
Por cierto, yo también soy una enamorada de Ridley Scott.
Besos.
Scarlett.

::::WEBARGAS:::: dijo...

Un saludo.
Pues he de admitir que hago parte de los detractores, ya que, como un sujeto traicionado, amaba yo las obras de Scott pero lo he sentido decayendo, espero se reivindique con American Gangster, que se ve muy buena.

Le comento que he incluido su entrada sobre Maggie Gyllenhaal en el nuevo número de la revista BLOGJUAN (revistablogjuan.com), espero sea de su agrado la inclusión, y lo felicito por el contenido de su bló.

Últimas noticias


La opinión